miércoles, 31 de mayo de 2017

J'AI TUE MA MERE













El día que maté a mi madre
quiso hablarme
pero sólo susurraba
con un hilo de voz escondido
detrás de los cables, de la morfina,
detrás de la afasia, de los momentos vividos
detrás de mi padre y de su impotencia
detrás de su infancia y de sus recuerdos



Ella decía “cartaba”, “palgona”, “aminta”
pero lo que realmente quería decir era
que me portara bien
y que me portara mal
que escuchara a mi padre
y que no le hiciera caso jamás
que empezara a estudiar algo
y que luego lo dejara
que quisiera hasta morir
y que luego abandonara



El día que maté a mi madre
sus ojos trataban de explicarme
pero su boca hablaba otro idioma
con una lengua escondida
detrás de las promesas, de las excusas,
detrás del pelo caído, de las venas traslúcidas
detrás de la radiación y del vacío
detrás de su juventud y del olvido



Ella decía “barzto”, “misara”, “sofrabo”
pero lo que realmente quería decir era
que la dejase vivir
y que le quitase la vida
que no me sintiera culpable
y que nunca me lo perdonara
que la familia te quiere
y que siempre te abandonará
que el amor está cerca de ti
y que luego todo se va



El día que maté a mi madre
su mano trataba de decirme,
detrás de los cables, de la morfina,
detrás de la afasia, de los momentos vividos
detrás de mi padre y de sus deseos
detrás de su infancia y de sus recuerdos
que detrás de las promesas, de las excusas,
detrás del pelo caído, de las venas traslúcidas
detrás de la radiación y del vacío
detrás de su juventud y del olvido



está todo
y sin embargo,
no hay nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS SÓLO PARA LOCOS